La falta de paciencia que abunda en la edad moderna, sobre todo en la juventud que quiere vivir todas las experiencias siendo esclava de los vicios que sucumben a sus deseos de forma rápida, lleva a que muchos hagan cosas antes de tiempo. Reflexionamos sobre las secuencias de cometer errores tan graves a edades tempranas.