La edad le llega a todo el mundo. No hay manera de hacer que el tiempo se pare. Llegarán días en los que ya no seremos como éramos. Serán tiempos en los que posiblemente tendremos que depender más de los demás. Será una época que muchos ya viven o han vivido. Cuando seamos mayores experimentaremos muchas cosas diferentes.