No fueron los clavos que sostuvieron a Cristo en la cruz, sino su amor por ti y por mí. En este Cuaderno de Bitácora, Fernando Díaz nos habla del amor que Dios mostrado en el Calvario y del significado que tiene el amor de Dios para tu vida.