La Declaración Universal de los Derechos Humanos afirma que «Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes» ni «…podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado». ¿Se cumplen estos principios? es de lo que hablamos en esta tertulia.