Uno de los relatos bíblicos más conocidos es el de la Torre de Babel, un edificio que desató la ira de Dios por la arrogancia de sus constructores, provocando el surgimiento de diversas lenguas. Un monumento histórico para unos y mitológico para otros. De él hablamos en los Enigmas de la Historia.