Los payasos tienen un secreto para sus trucos y emociones. Lo que le emociona al payaso es ver al niño sonreír: ese es su sueldo. Los payasos son importantes para traernos risas a este mundo hostil, un oficio no tan valorado pero importante.