Si te toca luchar, ¿lucharías por un día, por una semana, por un año? Cualquier hombre puede pelear por un día. La cuestión es que cuando añadimos las cargas de esas dos eternidades, ayer y mañana, verdaderamente temblamos. ¿No te lo habías planteado de esa forma?
Fernando Díaz nos habla en Cuaderno de Bitácora de la importancia de vivir un día a la vez y el significado que tiene ese estilo de vida para nosotros.